Skip to content

Ultrasonidos: Efectos terapéuticos

La interacción de los ultrasonidos con los tejidos biológicos produce efectos terapéuticos de diverso tipo: Mecánicos, térmicos, químicos y de cavitación.

Efectos mecánicos: la acción mecánica es debida al movimientos de las partículas de los tejidos atravesadas por la onda ultrasónica. Las variaciones de presión que se producen pueden determinar un movimiento de líquidos, un aumento de la permeabilidad de membrana y la desestructuración de los tejidos debida a la separación de las fibras colágeneas.

Efectos térmicos: el efecto depende esencialmente de dos factores: las características de absorción del medio biológico y la reflexión de la energía a nivel de la interfaz entre tejidos a diferente impedancia acústica. El pasaje de ultrasonidos a través de los tejidos blandos crea un aumento de la temperatura a causa de: absorción ligada a la viscosidad, absorción debida a la conductividad térmica y absorción química.

Efectos químicos: la acción química con modificaciones del ph local y de la permeabilidad de las membranas celulares y con cambios moleculares es provocada por notables fuerzas de aceleración a las cuales las partículas de los tejidos están expuestas durante el pasaje de la onda ultrasónica.

Efectos de cavitación: La cavitación es la capacidad de los ultrasonidos de generar, en un fluido, pequeñas burbujas de gas disuelto con sucesivo aumento de dimensión y posible explosión de dichas burbujas.

Indicaciones terapéuticas de los ultrasonidos

Se considera indicado en todas aquellas patologías del aparato locomotor en las cuales es requerido un efecto antálgico.

  • En las ciáticas y neuritis en general (intensidad reducida e irradiación a lo largo de la proyección cutánea del tronco nervioso a tratar).
  • En la periartritis escapulo-humeral la terapia con ultrasonidos es capaz de disgregar las calcificaciones y de favorecer la reabsorción de las acumulaciones de sales de calcio.
  • Enfermedad de Duplay: La presencia de calcificaciones periarticulares representa una precisa indicación a la ultrasonidoterapia, la cual es capaz de disgregar y favorecer la reabsorción de las sales de calcio.
  • Tendinitis y coccigodinia: Esta terapia es particularmente eficaz en tendinitis, capsulitis, bursitis y coccigodinia.
  • Contracturas musculares 
  • Artrosis: Los ultrasonidos pueden ser empleados con suceso en todas las localizaciones de la artrosis.
  • Enfermedad de Dupuytren: En esta patología, caracterizada por engrosamiento fibroso del área palmar, es aprovechado con objetivos terapéuticos el efecto fibrolitico de los ultrasonidos.
  • Hematomas organizados y tejidos cicatrizales: La acción disgregante de las fibras colágenas y de debilitamiento de la sustancia aglutinante es utilizada para favorecer la reabsorción de los hematomas organizados y para ablandar los tejidos cicatrizales.
  • La terapia con ultrasonidos resulta también útil para mejorar la eficacia de las sesiones de kinesioterapia.

Efectos terapéuticos

Los efectos terapéuticos de los ultrasonidos en parte se deben al aumento de la temperatura. Están representados por la analgesia, por el efecto fibrolítico y el trófico.

  • Analgesia: El efecto analgésico se debe a la acción del calor y probablemente también a una acción directa de los ultrasonidos sobre las terminaciones nerviosas sensitivas.
  • Acción fibrolítica: Las oscilaciones de las partículas de los tejidos, producidas por los ultrasonidos, determinan la desestructuración de las fibras colágenas de los tejidos fibrosos.
  • Efecto trófico: La vasodilatación, que sucede al aumento de la temperatura, facilita la remoción de los catabolitos y hace llegar a los tejidos sustancias nutritivas y oxigeno; de este modo los ultrasonidos mejoran el trofismo de los tejidos, ayudan en la reparación de sus daños y aceleran la resolución de los procesos inflamatorios.

Contraindicaciones:

Los ultrasonidos no deben utilizarse sobre el área cardíaca, la región de los globos oculares, el útero grávido y los testículos debido a la posibilidad que incluso en dosificaciones terapéuticas se verifique el efecto de la cavitación.

  • Particulares precauciones se deben adoptar cuando se efectúan aplicaciones en el área próxima a la médula espinal en pacientes que han sido intervenidos de laminectomia.
  • Los ultrasonidos no deben nunca aplicarse en caso de:
  • Presencia de fragmentos metálicos
  • Prótesis articulares
  • Venas varicosas
  • Flebitis y tromboflebitis
  • Presencia de Marcapasos
  • Arteriopatía obliterante
  • Hemorragias, menstruaciones
  • Tumores y zonas limítrofes
  • Tuberculosis
  • Embarazo
  • Sujetos en estado de desarrollo (niños, adolescentes)
Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: